La industria Pyme bajó por octavo mes consecutivo y cerró el año con un descenso de 2,5 %. El uso de la capacidad instalada subió levemente a 58,7 %, pero sigue muy bajo. Además, se redujo la proporción de industrias en crecimiento a 39,3 %, y solo el 34 % de los empresarios trabajó con rentabilidad positiva en el mes. Para fines de 2019 las empresas ven un dólar en $ 49,6 y el 74 % de los industriales cree que Argentina debe implementar una gran reforma tributaria. Como dato alentador, el 2019 se inicia con 4 de cada 10 industriales con planes de inversión previstos o en evaluación.

• La producción de las Pymes Industriales cayó 5,9 % en diciembre último frente a igual mes del año 2017. De esta manera, cerró 2018 con un descenso de 2,5 %. La industria creció 1,2 % anual en el primer semestre y cayó 6,1 % en el segundo.

• Frente a noviembre se registró un aumento de apenas 1,2 % en la medición con estacionalidad.

• Los datos surgen de la Encuesta Mensual Industrial de CAME entre 300 industrias pymes del país. El Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) registró un valor de 82 puntos en diciembre.

• Las bajas más acentuadas en la comparación anual se dieron en “Calzado y marroquinería” (-20 %), “Productos de madera y muebles” (-13,7 %), “Productos químicos” (-0,4 %), “Productos minerales no metálicos” (-10,1 %), “Material de transporte” (-8,3 %), “Productos eléctrico-mecánicos, informática y manufacturas” (-6,1 %), “Productos textiles y prendas de vestir” (-6,1 %), “Productos de caucho y plástico” (-5,4 %), “Alimentos y bebidas” (-3,9 %), “Productos de metal, maquinaria y equipo” (-2,8 %), y “Papel, cartón, edición e impresión” (-3,6 %).

• Sobre este último sector, que durante 2018 tuvo una caída promedio de 3 % pero que llegó a 10 % en algunos sub-rubros como cartón corrugado, Mariano Saludjian, de la Cámara Argentina de Fabricantes de Cartón Corrugado (CAFCCo), señala que, si bien prevén un 2019 de recuperación lenta por un impulso menguado del consumo interno, hay expectativas positivas con lo que pueda ocurrir en materia de comercio exterior, especialmente en sectores como el frutihortícola y el de carnes y pesca, ya que son demandantes de productos con ese material.


• Durante diciembre el 53,2 % de las industrias consultadas finalizó con caídas en la producción anual (50,6 % en noviembre), y el 39,3 % tuvo aumentos (41,2 % el mes anterior). Todavía son muy pocas las industrias que crecen.

• Lo que subió levemente fue la proporción de industrias con rentabilidad positiva: 33,5 % frente a 32,6 % de noviembre. De todos modos, sigue siendo muy delicada la situación del empresario, ya que liquida stocks para obtener liquidez y cubrir compromisos financieros, pero desequilibrando su ecuación financiera. La cadena de pagos sigue alargándose y se continúan acumulando cheques que en muchos casos se deben cambiar con tasas de descuentos altísimas para cubrir operatorias diarias.

• Las perspectivas hacia adelante no terminan de consolidarse y prevalece la incertidumbre. Las industrias consultadas se están manejando con expectativas de devaluación moderadas para el año. Para diciembre de 2019 se espera que el dólar se ubique en $ 49,6 y que la inflación sea del 34 % anual.

• Sin embargo, solo 22,9 % espera que la producción aumente en los próximos seis meses, mientras que el 19,6 % cree que continuará cayendo y el 41 % que se mantendrá sin cambios, en los niveles actuales. El resto no observa una tendencia definida en el rumbo de la demanda.


• El uso de la capacidad instalada en las pymes subió levemente en diciembre a 58,7 %, niveles que continúan siendo bajos y que muestran la necesidad que tienen las industrias locales de ampliar mercado. Hay que tener en cuenta que es capital muerto, sin uso, que implica costos que no se recuperan, lo que afecta sin dudas la rentabilidad.

• En cuanto a la inversión, si bien solo el 7 % de los industriales cree que este es un buen momento para invertir, el año se inicia con un 41 % de pymes manufactureras que ya tiene previsto realizar nuevas inversiones este año o lo está evaluando. Un buen porcentaje, porque si realmente esos desembolsos ocurren, ayudaría a recapitalizar a la empresa.

Evolución del Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP)
Base Enero 2008 = 100


Notas metodológicas

Consideraciones generales

El Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) mide el desempeño mensual en la producción manufacturera de las pequeñas y medianas industrias (Pymis) argentinas. La información se obtiene durante los primeros 20 días del mes en base a encuestas directas realizadas entre 300 pymes industriales del país. Todos los meses releva un equipo de 30 encuestadores localizados en las ciudades capitales provinciales, Ciudad de Buenos Aires y Gran Buenos Aires (zona sur, zona norte y zona oeste). A su vez, desde CAME un equipo de seis supervisores controla la calidad de la información recolectada y coordina el equipo de encuestadores.

Las empresas relevadas han sido seleccionadas en función de tres variables:

          1. Tipo de producto elaborado por la empresa: se determinaron productos que reflejen de manera más fehaciente el nivel de actividad del sector, ya sea en forma directa (como indicador representativo de la producción), o en forma indirecta (por constituir el insumo principal de otro sector).

          2. Localización geográfica de la empresa: se seleccionaron empresas localizadas en regiones con predominancia en la producción de los productos pre-seleccionados.

          3. Calidad de la información: se relevan empresas donde pudo comprobarse la calidad y precisión de los datos aportados.

Consideraciones particulares

El IPIP está dividido en 11 sub-ramas industriales. Para determinar el valor del IPIP se elaboran números índices de cada una de esas ramas y del nivel general, reflejando así la evolución de la producción industrial en términos de volumen físico. Los números índices resultan útiles para homogeneizar las variables, facilitando su comparación a lo largo del tiempo. El año base de la serie se estableció en diciembre de 2008.

La ponderación de cada una de las ramas industriales se realizó en base al Censo Económico 2004 y al Mapa Pyme elaborado por la Sepyme. La ponderación asignada a cada sector se puede leer en la siguiente tabla: